Aprovechando que estamos en la temporada de las Calabazas, os traemos un delicioso bizcocho donde la calabaza es un ingrediente importante. El bizcocho no es muy dulce, así que para los mas golosos, cuando esté hecho podéis decorarlo por encima con un poco de azúcar glas o con una cobertura a base de azúcar y leche (vegetal) o acompañarlo con mermelada. A nosotros nos gusta tal y como está.

Esperamos que os guste!

Lista de ingredientes:

  • 150 gramos de Preparado Panificable Ceresin.
  • 150 gramos de calabaza cruda (sin cocer).
  • 150 gramos de azúcar blanquilla (podéis usar azúcar moreno o Panela).
  • 75 gramos de aceite de girasol.
  • 16 gramos de levadura química.
  • 4 huevos medianos.
  • 50 gramos de nueces.
  • Canela en polvo (opcional).

Receta con Thermomix

  1. Ponemos el horno en marcha a 160 grados. Calor arriba y abajo.
  2. Empezaremos triturando las nueces. Para ello, las ponemos en el vaso y programamos 15 segundos a velocidad 5. Cuando acabe, retiramos las nueces trituradas del vaso y las reservamos.
  3. Ahora trituraremos la calabaza. Vertemos la calabaza cortada en trozos en el vaso y programamos 15 segundos a velocidad progresiva 5, 7, 9. Abrimos y miramos. Si hay algún trozo grande que se ha subido por las paredes del vaso, lo bajamos y volvemos a programar 5 segundos a velocidad 9. Retiramos la calabaza y la reservamos.
  4. Ponemos la mariposa en el vaso y añadimos los 4 huevos y el azúcar. Programamos 6 minutos a velocidad 3 y medio.
  5. Cuando acabe, añadimos el resto de los ingredientes en este orden: la calabaza triturada, el aceite de girasol, el Preparado Panificable Ceresin, la levadura, la canela (si queremos añadirla) y las nueces trituradas. Programamos 15 segundos a velocidad 3 y medio.
  6. Engrasamos un molde con un poco de aceite vegetal y espolvoreamos un poco de Preparado Panifiable Ceresin o Trigo Sarraceno para que no se enganche la masa.
  7. Vertemos la masa en el molde y horneamos a 160 grados con calor arriba y abajo durante 45-50 minutos. Tomad este tiempo como orientativo ya que cada horno es un mundo.

Receta clásica sin Thermomix

  1. Ponemos el horno en marcha a 160 grados. Calor arriba y abajo.
  2. Empezaremos triturando las nueces. Para ello, las ponemos dentro de una bolsa de plástico de las que se usan para guardar alimentos en el congelador y que tiene cierre y, con el rodillo de amasar, las chafamos hasta que queden bien trituradas. Las reservamos.
  3. Ahora rallaremos la calabaza bien fina y la reservaremos.
  4. Ponemos los huevos en un bol y los batimos . Añadimos el azúcar y volvemos a batir hasta tener una mezcla homogénea y esponjosa.
  5. Añadimos el resto de los ingredientes en este orden: la calabaza triturada, el aceite de girasol, el Preparado Panificable Ceresin, la levadura, la canela (si queremos añadirla) y las nueces trituradas. Añadimos uno de les ingredientes, y batimos. Añadimos el siguiente, y volvemos a batir. Así sucesivamente.
  6. Engrasamos un molde con un poco de aceite vegetal y espolvoreamos un poco de Preparado Panifiable Ceresin o Trigo Sarraceno para que no se enganche la masa.
  7. Vertemos la masa en el molde y horneamos a 160 grados con calor arriba y abajo durante 45-50 minutos. Tomad este tiempo como orientativo ya que cada horno es un mundo.

Aquí os dejamos alguna de las fotos que hemos hecho mientras la preparábamos. 🙂

Ingredientes: Calabaza, huevos, nueces, aceite vegetal, azúcar blanquilla, Preparado Panificable Ceresin y levadura química.
Molde ya rellenado
Acabado de hornear. Esperamos a ver si se enfriar un poco y lo podemos retirar del molde.
Por fin ya lo hemos podido quitar del molde y re ha enfriado lo suficiente como para poder comerlo
Mirad que esponjoseidad. Lo tocas y parece espuma.
El mejor momento: Un par de trozos de bizcocho con el café y un poco de chocolate negro.
Huele que alimenta!

Este bizcocho es un pecado. Ya os avisamos. Una vez lo hayáis hecho, repetiréis.

Bizcocho de Calabaza Sin Gluten
Etiquetado en: